2020: Volver a empezar – por Ignacio Torrero

Compartilo en:

La economía está repleta de variables y constantes. Mucha matemática, datos, fórmulas, estadísticas, pero lo que más me importa a mí, y le debería importar a cualquiera que comparta mi estatus, es cómo le afecta el día a día al ciudadano común de clase media. A aquel que no le sobra, pero tampoco le falta.

Hay una variable fundamental en la economía a la que nunca nadie le presta la atención que le debería prestar: La tasa de interés.

Pregunta básica: ¿Qué es la tasa de interés? La tasa de interés es el porcentaje de interés a cobrar por un préstamo. Pongamos un ejemplo: Juancito está falto de plata, entonces decide pedirle plata a su amigo Pepe. Pepe le presta 100$ pero le advierte que si no le devuelve la plata en 1 mes le va a cobrar 10$ de interés. Aquel porcentaje que define ese recargo de 10$ se podría denominar, en el sentido práctico, tasa de interés.

La tasa de interés es el monto extra a cobrar por el préstamo que el acreedor le hace al deudor. Podría denominarse también como el “costo de la deuda”. Entre menor sea la tasa de interés, menor va a ser ese costo de la deuda. Por ende, menor va a ser el costo del emprendimiento. De lo contrario, entre mayor sea esta, menor va a ser el desarrollo capitalista de los emprendedores locales.

Sabiendo ya qué es la tasa de interés, cabe preguntarse otra cosa: ¿Cuál es el rol de la tasa de interés en la economía? Incentivar al pequeño, mediano y gran capitalista que necesita pedir prestado un capital para iniciar o expandir su emprendimiento. Tal emprendimiento, tanto en inicio como en expansión, implica más trabajo para profesionales y obreros, más competencia entre productos locales, mayor crecimiento del salario y del mercado interno y mayor recaudación impositiva. Como verán, la tasa de interés no es más que una herramienta para incentivar al capitalismo nacional.

Como sabrán, desde abril del 2018, el dólar pegó una escalada que lo llevó de valer 20$ a los actuales 80$. Dentro de la jerga popular, la crisis atravesada desde aquel momento fue culpa del desbande cambiario (consecuencia de las inconsistencias macroeconómicas) ya que los precios de las tarifas y los alimentos se encontraban indexados al dólar. No obstante, la espiral inflacionaria habría sido la causa de esta crisis en la cual todavía seguimos sumergidos. Parte es así, parte no. Hay una variable que la gente y la mayoría de los economistas estarían pasando por alto: La tasa de interés. Por supuesto que la corrida cambiaria fue producto de los errores macroeconómicos cometidos por el gobierno de Macri que a su vez fueron heredados del gobierno de Cristina. Pero gran parte de esta crisis se debe a la suba exponencial de la tasa de referencia del banco central.

¿Por qué? El gobierno de Macri dolarizó todos los costos y conservó todos los salarios en pesos. ¿Qué significa esto? Que al ciudadano promedio le recortaron todos los subsidios a las tarifas y a los alimentos y a su vez le dejaron la misma o mayor cantidad de impuestos. O sea, menos salario y mayores costos. No obstante, esta situación ya le implicaba perdidas tanto al pequeño, mediano y gran emprendedor coo al profesional de clase media y al obrero. Pero a partir de abril del 2018, se sumó otra variable nociva. La mencionada suba de la tasa de interés. ¿Por qué sucedió esta suba? Con pánico desde la Rosada al ver que el dólar subía como si nada, el gobierno decidió improvisar y decir que: Si el precio del dólar sube, todos van a salir a comprar dólares y por ende se generaría un círculo vicioso que luego se trasladaría a todos los precios, o sea más inflación. Para evitar esto, necesitamos sobornar a la gente para que no se saquen de encima sus pesos y que no los cambien por dólares. Entonces, si subimos la tasa de referencia por arriba de la inflación, hacemos que las personas físicas depositen más plazos fijos y las personas jurídicas se hagan de Leliq y así evitamos que
todos se vayan al dólar.

¿Qué es el significado de todo esto? Pongamos un ejemplo: Carlos decide cuidar sus ahorros de toda la vida. Entonces realiza un pequeño análisis. Ve que la inflación anual proyectada es del 20%, que los plazos fijos dan un interés anual del 12% (o sea menor a la inflación) y que el dólar subió 3% en una semana. ¿Qué va a hacer? ¿Depositar un plazo fijo que le de un interés que esté por debajo de la inflación y lo haga perder plata o comprar dólares y asegurarse de no perder ni un centavo de sus ahorros? La respuesta es cantada y el mismo ejemplo también aplica para los bancos y las financieras con las Leliq. Esta medida, vista desde arriba, parecía acertada o medianamente inteligente. Pero el efecto en la economía real, o sea la economía del pequeño, mediano y gran emprendedor nacional sería completamente destructivo. ¿Por qué? No solo ataste todos los costos al mismo dólar que se disparó generando un aumento mayor de esos mismos costos, y le recortaste el salario a la gente a través de impuestos distorsivos, sino que, al mismo tiempo, encareces mucho más el crédito para el inicio, la expansión y el desarrollo de los emprendimientos capitalistas y todo lo que aquello conlleva (trabajo para profesionales y obreros, competencia entre productos locales, mercado interno, recaudación impositiva).

Se formó un círculo vicioso destructivo que, en su peor momento, llevó la tasa de interés al 80% para mantener, a través de altas rentas en pesos, un dólar, de por sí alto, de 62$. Para que tengan una idea, la tasa de interés de los países de la región raramente supera el dígito. Los resultados conómicos de semejante aberración quedan reflejados a la vista de todos. ¿Cuándo vieron que Coca Cola haya tenido que cerrar una planta? Es simplemente delirante y onírico. Y ese cierre llevó a que cientos de obreros quedaran
en la pobreza.

Para ir cerrando, voy a poner un ejemplo: Pedro es un profesional que trabaja en una Pyme que fabrica zapatos y mantiene a su mujer y a sus hijos. De un día para el otro, los costos se dolarizan, el dólar sube, su salario en pesos disminuye y los impuestos aumentan. A su vez, la Pyme para la que trabaja entra en una crisis de deuda ya que no puede tomar créditos a tasas bajas como antes. Ya se habían achicado para amortiguar la dolarización de los costos, pero ahora esos costos subieron por la suba del dólar y tampoco puede refinanciarse a una tasa accesible para siquiera poder pagar los sueldos de sus empleados. Ante esta situación catastrófica, la Pyme cierra, Pedro pierde su trabajo y tanto él como su familia queda en la calle. No solo Pedro y toda su familia queda en la calle sino que debería recibir ayuda del estado para subsistir. Actualmente, por suerte, la tendencia de este nuevo gobierno es otra. Desde que asumió Alberto Fernández hasta ahora, el BCRA bajó la tasa de un 62% a un 44%. La tendencia y el enfoque de este gobierno se centra en poder darle nuevamente crédito accesible a todos los emprendedores, desindexar los costos atados al tipo de cambio y reintegrar a todos los “Pedros” al mercado laboral.

¿Qué habría que tener en cuenta? En mi opinión, si bien el camino del nuevo gobierno es acertado en términos económicos, faltan acomodarse un par de variables más. ¿A qué me refiero con esto? La pesificación indirecta de los ahorros implementada por el anterior gobierno para evitar la fuga hacia el dólar, va a ser revertida por una política de dolarización indirecta de los ahorros y pesificación de las inversiones productivas. ¿Por qué? Porque si bajas las tasas de interés abaratas el crédito al pequeño, mediano y gran emprendedor, le devolves el empleo a los profesionales y a los obreros y también permitís que los mismos profesionales y obreros puedan consumir y comprar productos a través de sus tarjetas gracias a la baja de los intereses en las cuotas. El empleo, la producción y el consumo se reactivarían con el paso del tiempo.

No obstante, el lado B sería que, al bajar la atracción por las rentas en pesos, los ahorristas y las financieras optarían por la dolarización de sus carteras ya que la tasa de interés se ubicaría por debajo de la inflación, lo cuál les haría perder capital. El efecto colateral de la dolarización gradual de los ahorros llevaría al dólar blue de los actuales 80$ a ubicarse entre los 90$ y 100$ o quizá más. Como dije, esto va a llevar a un aumento gradual del tipo de cambio durante todo el primer semestre hasta lograr comodarse en su techo correspondiente. En el medio, la tasa de interés podría ubicarse entre el 20% y el 10% y los efectos serían más que sanos. En contraparte, la gradual “des-pesificación” de los ahorros y la menciona elevación del tipo de cambio llevarían a que la inflación anual se ubique en un promedio del 40%.

Si bien la economía vuelve a sanearse, todavía quedan muchas actualizaciones de precios por cumplirse y un tendal inflacionario que corre en contra de la buena fe de la política económica del actual gobierno. El 2020 va a ser un año en el que tengamos que pagar los platos rotos de los años anteriores, pero con buena fe se puede salir adelante. La tendencia es positiva. Quizá este año sea una transición a una economía normalizada para el año 2021.

¿El debate se acaba en la tasa de interés? Para nada. La tasa de interés debería ser la base de nuestra economía. El siguiente paso a debatir una vez normalizada nuestra economía es qué hacer con el gasto público, cómo optimizar el estado y cómo disminuir los costos laborales ya que estas son las causas principales de nuestros eternos desequilibrios.

¿El debate a fondo será para 2021, 2022 o 2023? No lo sabemos. Primero debemos salir de esta, después vemos…


Fuentes:

Vía País: https://viapais.com.ar/argentina/1238202-la-tasa-de-interes-de-referencia-ya-roza-el-80/
Infobae: https://www.infobae.com/2015/10/23/1763996-la-pesada-herencia-economica-que-deja-cristina-kirchner-pbi-estancado-mas-deuda-y-menos-reservas/
El Economista: https://www.eleconomista.com.ar/2019-09-giacomini-hay-que-prepararse-para-lo-peor/
El Tribuno: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2020-1-10-0-0-0-pymes-apuestan-a-los-microcreditos
El Esquiú: https://www.elesquiu.com/sociedad/2020/1/8/anses-baja-la-tasa-de-interes-creditos-de-jubilados-345874.html
Perfil: https://www.perfil.com/noticias/bloomberg/bc-bcra-recorta-tasa-de-interes-a-nivel-de-la-inflacion.phtml
Ámbito: https://www.ambito.com/finanzas/plazos-fijos/plazos-fijos-estiman-tasas-reales-negativas-12-el-primer-trimestre-n5075221
https://www.ambito.com/economia/rem/el-mercado-proyecta-2020-una-inflacion-del-422-y-una-caida-el-pbi-del-16-n5074573
El Cronista: https://www.cronista.com/finanzasmercados/Dolar-la-brecha-es-del-31-y-se-esperan-mayores-subas-tras-las-vacaciones-20200109-0009.html
https://www.cronista.com/economiapolitica/Como-estan-las-tasas-de-politica-monetaria-en-la-region-20180503-0085.html

Compartilo en:

About the author : Cruz del Sur