Visita al Cnel. Jorge Toccalino, preso político.

Compartilo en:

El martes 16 de junio compartimos un desayuno con el Coronel Jorge Toccalino, preso político por defender a nuestra Patria del ataque marxista en los años 70. Conversamos con él, que amablemente nos contó los hechos más importantes de su vida: los 70, la guerra de Malvinas, su participación en los levantamientos Carapintadas y sus últimos años preso en cautiverio.

El Coronel es un ejemplo de heroísmo, que nos inspira a nosotros los jóvenes a seguir luchando desde nuestro lugar por la Verdad, la Tradición, por nuestra Patria y por nuestras familias, así como por la Libertad para poder hacer el Bien.

Compartimos la entrevista que le realizamos:

¿Cómo le explicaría a un niño qué fueron los 70?

Yo le diría ese niño, primero que nada, que el pueblo argentino tiene una Tradición Católica muy grande. La guerra del 70 fue una lucha para impedir que nuestra religión fuera atacada por grupos marxistas, estos impulsados por la Unión Soviética, que era realmente imperialista e intentó expandirse sobre Latinoamérica y que todavía quedan consecuencias a través del foro de San Pablo.

Asimismo, a ese niño le diría: “mirá, en todo el pueblo argentino, como vos que agitás la bandera ante la presencia de un soldado actual o un soldado viejo como los veteranos, siempre ocurrió lo mismo: el pueblo argentino amo siempre a sus fuerzas armadas, por lo tanto quedate tranquilo que todo lo que hicimos fue por vos, para que crezcas en una Patria creyente de nuestros Evangelios, de nuestra religión, respetuoso de todas ellas y del amor a la Patria a través de la Fuerzas Armadas, que son los hombres que juran defender la Patria hasta perder la vida.” Creo que esa es la explicación que le daría a ese niño.

¿Qué sintió cuando se enteró que iba a estar preso por defender a su Patria?

Lo primero que sentí fue oprobio, sentí vergüenza, sentí mucha vergüenza. Seguidamente y casi inmediatamente, me dí cuenta de que no había luchado anteriormente como debía. En el 2007 cuando me detuvieron, recién se asomaba la problemática y yo como no tenía ningún amigo, ningún compañero preso, etc. algo así como que me pasó desapercibido y debo haber entrado indudablemente en algo así como los horrores que nos ocurren en esta sociedad: debo haber pasado por la época del consumismo, del individualismo y del relativismo. Cuando caí preso, amén del oprobio, me di cuenta de que tenía que salir de ellos y luchar denodadamente por cuanto lo que se hizo era una causa justa y avalada por los superiores y hasta por el pueblo argentino mismo. Pero sentí oprobio, lo siento aún, siento vergüenza delante de ustedes de estar preso, porque es un oprobio. La cárcel es un oprobio y por eso lucho denodadamente por los subalternos. Mi causa es la Libertad, ¿de quién? de los subalternos, ¿A quién llamo los subalternos? Un segundo más modernos que yo. Esa es mi causa y esa es mi lucha.

¿Crees que los derechos humanos se aplican para un pequeño sector de la población?

Por supuesto, en este caso particular de la República Argentina, amañada a través del prevaricato producido inteligentemente por el régimen kirchnerista que armó hasta una organización a esos efectos, Justicia Legítima. El tema que vos me preguntás continúa y se lo sigue haciendo a pesar del gobierno elegido democráticamente; y que en un momento dado, se dio cuenta de lo que sucedió a partir de que en su campaña electoral anterior mencionó el famoso curro de los Derechos Humanos. Cada día éste lo tenemos más presente, y hoy justamente Jovina Luna, la hermana del soldado Luna, asesinado por el ERP en Formosa es la que está dando cuenta de lo que sucedió. Espero que el gobierno que venga se de cuenta de que el curro sigue estando y de que debe dar por terminado el tema a través de una posibilidad de que la Constitución misma le da: llámese amnistía, indulto y la revisión de todas las causas irritas con las cuales fuimos juzgados. Los Derechos Humanos son solamente dirigidos hacia un determinado sector y con un fin: la destrucción de la Defensa Nacional, que hoy está en un estado suicida con todos los valores y riquezas que tiene esta Bendita Nación.

¿Qué le dirías a los jóvenes que militan para la izquierda? 

A los jóvenes de hoy que militan para la izquierda, evidentemente, los han cooptado. Evidentemente, en las Universidades y en los colegios secundarios fundamentalmente los han cooptado y los están convenciendo de algo inusitado e impensado en una Nación como la República Argentina. 

La izquierda está equivocada en cuanto a su posición ideológica, en cuanto a su posición religiosa y en cuanto a su posición de verse en el futuro perteneciente a una Patria desarrollada y libre, me parece que están equivocados.

¿Cómo es estar preso a su casa?

Estar preso en mi casa es tan horrible como estar en preso en la cárcel, por que a uno lo que Dios le dió fundamentalmente es la Libertad. Como consecuencia de ello, haberla perdido en una cárcel o en mi casa es exactamente lo mismo. Como consecuencia de ello, yo me opongo abiertamente la visión humanitaria y para mí hay un solo objetivo que es la Libertad y este objetivo es inmutable, por eso hay que luchar, porque nosotros defendimos a la Patria como lo estableció la Constitución en un determinado momento, respetando el orden militar al cual pertenecíamos.

¿Terminó la guerra?

No, no terminó la guerra. La guerra evidentemente es continuada por otros medios. Los medios violentos de aquella época donde las organizaciones subversivas utilizaban el terrorismo, el secuestro y el asesinato, ahora han cambiado y la guerra continúa por otros medios. En principio, acá la guerra continúa porque tenemos un poder judicial prevaricador y por otro lado, por qué nos están atacando a la familia. La familia está siendo cruelmente atacada, a través de la promoción del aborto, que produce divisiones en el pueblo argentino, a través de la la ideología de género, Dios creó al hombre y a la mujer para que se complementen entre los dos y formen familia y esa es la tradición que debemos defender y por último nos atacan a través de la educación de nuestros hijos queriéndoles meter cuestiones en la cabeza impropias de un ser natural. Como consecuencia de ello, la guerra continúa y la acción debe continuar en masa y no solamente escribiendo detrás de una computadora. La acción de todos nosotros es por la Patria y por nuestra familia.

Entrevista realizada por: Milagros O’Reilly, Juana Bosio Perrupato, José Luis Gutiérrez y Segundo Carafí.


Desde el Centro de Estudios Cruz del Sur seguiremos trabajando para que en Argentina se termine el falso relato setentista y triunfe la verdad. Argentina debe conocer la historia completa para poder sanar sus heridas y así poder mirar al futuro. Desde estas filas exigimos la libertad de todos los presos políticos, el cese de los juicios, el reconocimiento de las Víctimas del Terrorismo como tales y el fin del “curro” de los Derechos Humanos y todo lo que eso implica.

Seguiremos realizando estas visitas con el objetivo de rendir honores y reconocer a aquellos héroes que lucharon por defender nuestra Nación del ataque terrorista en la década del 70.

Compartilo en:

About the author : Cruz del Sur